El río Manzanares

  • Accesibilidad física
  • Permitidas mascotas
  • Adecuado para niños
  • Patrimonio natural

La vida corre por sus aguas y la historia nace en sus márgenes

Proveyó de agua y energía eléctrica, y a nosotros también nos dio de comer. Hogar de innumerables especies vegetales y animales que proliferan en nuestro municipio, es el río más famoso de la Comunidad de Madrid.

A 2.063 metros de altitud, en el Ventisquero de la Condesa, nace nuestro querido río Manzanares, al que nuestro pueblo dio nombre y el que da parte de su identidad a los madrileños de la capital.

Ha sido un elemento natural esencial para la historia y el desarrollo de la cultura en nuestra comarca y, aunque no es un río muy caudaloso, lo cierto es que le surten de agua varios arroyos desde su nacimiento, y todo su cauce está salpicado de parajes muy variopintos que dan cobijo a especies muy diferentes.

El río Manzanares nunca es igual, en ninguno de sus tramos ni en ninguna época del año. Pero siempre es un ecosistema frágil que ha sufrido mucho, que ahora estamos recuperando y que necesitamos cuidar y respetar.

El Manzanares de Manzanares El Real

Nuestro caudal de agua más representativo de Madrid

Como es bien sabido, el río Manzanares ha sido uno de los lugares preferidos para el ocio veraniego de los madrileños. Su sobreexplotación conllevó el deterioro de la calidad de sus aguas y la desaparición de especies, tanto vegetales como animales, en sus riberas.

Pero desde que en 2016 se prohibiera el baño en su curso, la naturaleza ha podido reclamar lo que es suyo y nuestro río vuelve a ser el que era, un vergel espectacular en el que podemos disfrutar de gran cantidad de especies vegetales, propias de los ríos silíceos mediterráneos, así como de animales e insectos que viven de la riqueza de su entorno. Incluso nuestras queridas nutrias, perdidas hace años, han vuelvo a poblar el curso alto del Manzanares.

Su recorrido está surtido de aguas de arroyos pedriceros, como el de la Condesa, el de Valdemartín y el de las Majadillas, y ya en zonas más bajas de nuestro pueblo le surten el arroyo del Mediano y el Cortecero, que pasa por el pueblo. Al río Manzanares también le acompañan el arroyo Recuenco y el río Samburiel que, aunque no le dan agua, desembocan con él en el embalse de Santillana y le ayudan a rellenarlo.

Saltos de agua, cascadas, chorros, pasos por llanuras y estepas son algunos de los parajes que crea y recorre en su bajada hasta el embalse manzanariego, desde el que se dirige a la presa de El Pardo camino de Madrid.

Río Manzanares acordeón 1

“Manzanares, Manzanares, aprendiz de río” decía Francisco de Quevedo en sus poemas porque, acostumbrado a otros grandes ríos de la península, el nuestro se le quedaba pequeño en su caudal.

Pero, a pesar de no ser un río grande, fue lo suficientemente importante como para dar asentamiento a poblaciones y culturas desde la prehistoria, como atestiguan los numerosos yacimientos arqueológicos que encontramos en sus cercanías, hasta la actualidad.

Su nombre original era “Guadarrama de Madrid” y así se lo nombraba hasta el siglo XVII cuando, al parecer, el duque le cambió el nombre para llamarlo como la villa principal de su ducado y lugar por donde pasaba el río, Manzanares, y diferenciarlo así del río Guadarrama. Pero también ha sido objeto de diferentes proyectos de modificación para hacerlo navegable como la imponente obra que, en el siglo XVIII, pretendía unir su cauce con el del río Guadarrama y el del Tajo para comunicarlos con el río Guadalquivir, y así hacer el océano Atlántico accesible a Madrid en barco.

Más allá de grandes hazañas, lo cierto es que el río Manzanares ha sido esencial para nuestro municipio: ha movido las ruedas de nuestros molinos, tanto harineros como ferreros y papeleros, ha regado nuestros campos gracias al Caz de los Linares y al Caz de los Quiñones, ha sido el lavadero de nuestras ropas, donde nuestras abuelas y madres recogían botones para coser a las camisas y pantalones que los perdían, donde pescábamos y nos refrescábamos en verano.

Río Manzanares acordeón 2

En imágenes

Cartel de la película
Cartel de la película
Cartel de la película
Cartel de la película
Ver más
1 / 19

Actividades en Manzanares El Real

Date un capricho y regálaselo a tus cinco sentidos.